Blogia
“Una buena lección es una conversación” J. Wagensberg

¿Quieres ser cigarra u hormiga?

Si el mundo de los cuentos es alucinante, el de las fábulas no se queda atrás, no en vano también son historias, aunque más cortas, que tienen una moraleja final que nos ayudan a reflexionar y a cuestionar comportamientos y actitudes. En este caso, con la de la cigarra y la hormiga, La Fontaine intentó transmitirnos la necesidad de trabajar en el presente para proveer para el futuro, mostrándonos la figura del animal trabajor frente al perezoso. Tras escucharla o verla, sería interesante descubrir qué moraleja obtienen los niños de Ed. Infantil de ella, sobre todo en los tiempos de hoy, donde los valores han cambiado...donde para muchos el futuro no existe y solo se dedican a vivir el presente. Quizás, como adultos, podríamos comenzar a reflexionar sobre por qué consideramos una postura más respetable que la otra y qué se puede conseguir con cada una de ellas porque... por desgracia no siempre el previsor es el que más lejos llega.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres