Blogia
“Una buena lección es una conversación” J. Wagensberg

Entrevista a E. Calatayud. Actuemos como padres, no como amigos

Tod@s recordareis al famoso juez de menores Emilio Calatayud que en busca de la reinserción del inculpado cambia el castigo por la educación. No se anda con medias tintas: obviamente los que tienen que estar encerrados lo estarán, pero una gran mayoría puede reeducarse mediante visitas a diferentes colectivos, ayudas comunitarias o aprendizaje escolar. Según él, una de las posibles causas es que a los menores les hemos dado muchos derechos pero muy poco deberes; muchos padres han intentado huir de ese autoritarismo que ellos sufrieron y han educado en la cultura de la permisividad sin darse cuenta de que si actúan como padres educarán a su hijo,algo que no conseguirán si sus hijos sólo los perciben como amig@s; de ahí que salgan tantos pequeños dictadores que manejan a sus familias. Defiende también el  "pegar" ( entiendaseme, un azote, nunca a malos tratos, por supuesto)  a un hijo siempre que sea "con cariño, en plan educativo y en ejercicio de la paternidad" porque "una bofetada a tiempo es una victoria". Supongo que tendrá sus detractores y seguidores. Cada uno que saque sus propias conclusiones. Yo me quedo reflexionando sobre varias frases que he obtenido de algunas de las muchas páginas que he consultado y que recogen diferentes opiniones al respecto :

"el azote pedagógico es bueno para el niño. Le duele más en el orgullo que en el culo".

"Desde el momento en que aceptamos que una bofetada a nuestra pareja, a un compañero, a cualquier adulto es violencia, debemos darnos cuenta de que una bofetada a un niño también lo es. Nos cuesta demasiado ponernos a la altura de un niño, y entender que también es una persona, y como tal, tiene nuestros mismos derechos, más, ya que se trata de una persona que aún no puede valerse por sí misma, y, por tanto, indefensa. Educar no es dominar."

"Si observamos cuando un padre o una madre da un cachete o una bofetada, suele ser en momentos en los que ha perdido la paciencia, y la forma que tienen de descargar su enfado es dándole un golpe o zarandeando al hijo. Luego se justifica diciendo que el hijo en cuestión hizo tal o cual cosa y que así aprenderá. Lo cierto es que cuando eso ocurre, los progenitores no se plantean que pueda ser de utilidad para su hijo, simplemente sacan su rabia."

"Los inconvenientes del castigo son muchos y variados: funciona sólo mientras se encuentra presente quien castiga; supone, además, una frustración que provoca agresividad en quien lo padece; provoca evasión o distanciamiento de la persona o lugar del castigo (absentismo escolar, novillos...); es un instrumento pedagógico negativo que lleva al niño a la conclusión de que no se le quiere, estorba, es malo e incapaz de obrar bien"

Aquí os dejo un vídeo con una charla que dió. No os digo más que habla del:"no me toques que te denuncio". Para los interesados hay una segunda parte.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres